Cómo empezar con Emacs: Distribuciones

05/10/2020
Artículo original

Un hecho de empezar a usar Emacs es que la experiencia inicial para quienes lo prueban por primera vez puede ser un poco intimidante. Ha habido algo de discusión recientemente sobre si las opciones por defecto son suficentemente amigables o esperadas, y que Emacs debería incluir algunas configuraciones y paquetes por defecto que hagan una mejor experiencia. Si bien esta discusión sigue su camino, hay una alternativa: distribuciones. Las distribuciones de Emacs se pueden comparar con las distribuciones GNU/Linux. Son conjuntos de scripts, paquetes y configuraciones que podemos usar en nuestro perfil para tener una experiencia de usuario predeterminada por dicha distribución. Esto es posible gracias a que Emacs es sumamente extensible, por lo que incluso usando estas distribuciones, siempre va a ser posible agregar nuestras preferencias personales. Cuando Emacs inicia, intenta cargar un programa Lisp de un archivo de inicialización (o archivos init). Generalmente se usa ~/.emacs.d/init.el o el directorio ~/.emacs. En esta inicialización, podemos definir un montón de configuraciones visuales y de comportamiento, así como paquetes que queremos instalar, funciones que hayamos escrito en elisp, modos a habilitar/deshabilitar (cómo y cuándo), atajos de teclado y más. Estas distribuciones proveen archivos init que definen un comportamiento específico en Emacs. […]

The post Cómo empezar con Emacs: Distribuciones first appeared on Picando Código.