Ocurrió lo inevitable: el uso de Linux ha superado al de Windows en Azure, la nube de Microsoft

01/07/2019
Artículo original

Ocurrió lo inevitable: el uso de Linux ha superado al de Windows en Azure, la nube de Microsoft

El idilio de Microsoft con Linux ya no sorprende a nadie. Al principio hubo mucho escepticismo entre la comunidad, imaginando que la compañía de Redmond podía tener intereses que jugaran en contra de los suyos. Pero con la enorme cantidad de patentes, la llegada del kernel real de Linux a Windows 10 con el WSL 2, o la gestión que están haciendo de GitHub tras su compra, la mayoría de dudas se han disipado.

Ahora, según nos llega por Sasha Levin, un desarrollador de kernel de Linux de Microsoft, "el uso de Linux en nuestra nube (haciendo referencia a Azure) ha sobrepasado al de Windows". La tendencia estaba clara, como la de que en algún momento, aunque costara, la cuota de Windows 10 superaría a la de Windows 7, pero igualmente es histórico.

Hace más de tres años, Linux representaba una de cada cuatro instancias en Azure. En 2017, el 40% de máquinas virtuales de Azure ya funcionaban con Linux, mientras que a finales de 2018, las máquinas virtuales de Linux en Azure ya suponían prácticamente la mitad.

Una situación que refleja mejor el estado de la industria

Ms Linux

El dominio de Linux en servidores desde hace años y años es incuestionable, como lo ha sido su crecimiento en Azure. Lo que ha ocurrido con la nube de Microsoft no es ni más ni menos un reflejo de lo que ocurre en el resto de la industria. La naturaleza de código abierto de Linux hace que las empresas opten por soluciones basadas en él para adaptar sus herramientas al sistema y viceversa. En Linux puedes activar y desactivar todas las funciones que necesites o no, algo que resulta crucial para optimizar el rendimiento

Esa modularidad y versatilidad permite que Linux pueda reinar en supercomputadores, pero también en dispositivos de capacidad muy limitada, como los del Internet de las Cosas. Además, se suma a ello, entre otras cosas, la escalabilidad que Linux permite cuando las necesidades de carga crecen o decrecen, algo fundamental en servidores y que hace mejor que sus rivales.

No solo es que en Azure ya se use más Linux que Windows, sino que como recogen en ZDNet, hay servicios nativos de Microsoft en Azure que ya se ejecutan bajo Linux, como por ejemplo Software Defined Network. El papel de Windows Server también ha sido muy importante durante años, pero actualmente su uso está en franco declive, y noticias como la compra de Red Hat por IBM son un claro reflejo del interés por todo lo relacionado con Linux y la nube.

Vía | ZDNet