FRIKADAS: Orecchio, comunicación no verbal con las orejas para gente con movilidad reducida

26/10/2018
Artículo original

Es bien sabido que la comunicación no-verbal es tan importante como la que expresamos con palabras. Un gesto sutil con la boca o los ojos, una mirada, un movimiento de brazos o una inclinación del cuerpo puede decir mucho más que una frase bien adornada. Y es que este tipo de gestos involuntarios son a veces más auténticos y revelan más sobre nuestro interlocutor que las palabras que salen de su boca. Y sino que se lo digan a los jugadores de póker o a los que tienen que negociar contratos importantes.

Por desgracia para muchas personas este tipo de expresión corporal es imposible o muy difícil. Por supuesto están las personas con enfermedades o condiciones que les impiden el movimiento libre (ELA, Parkinson, paraplejia...), pero también profesionales que deben trabajar en entornos agresivos que les obligan a llevar máscaras o que tienen los brazos ocupados y les restringen el movimiento.

Pensando en este problema, y aunque de entrada pueda parecer casi un artilugio de broma, unos investigadores de la Universidad de Darmouth en New Hampshire liderados por el estudiante de doctorado Jun Gong han diseñado Orecchio. Se trata de un prototipo robótico que se engancha a tu oreja y que la dobla de distintas maneras para mostrar hasta 16 estados emocionales distintos. Y es que no es tan raro: muchos animales expresan sus emociones a través de las orejas, así que se preguntaron ¿por qué no también los humanos?

Sus tres motores controlados por un Arduino controlado a su vez por un programa en C# desde un ordenador Windows, son capaces de doblar la oreja sin hacerte daño de modo que, al detectar una emoción en el individuo que lo porta, dicha emoción o estado anímico se transmita mediante la posición de la oreja. De momento no detectan esas emociones, sino que se trata tan solo del dispositivo y de un estudio para determinar la efectividad de esas posturas auriculares para detectar emociones en otros. Pero según ellos es un primer paso. De hecho tiene que hacer el dispositivo mucho más pequeño, eliminar o disminuir mucho el ruido del motor, etc... pero es un primer paso para que ciertas personas puedan manifestar emociones de esta manera si están impedidas por su condición.

Desde el punto de vista técnico, el prototipo está creado a partir de piezas que se pueden comprar en cualquier lado, lleva tres motores en miniatura y unos pequeños brazos articulados hechos a medida. Las piezas externas se han creado mediante impresión 3D. Uno de los motores actúa sobre un muelle helicoidal para doblar la oreja hacia el centro y poder volver automáticamente a la posición inicial sin necesidad de usar motores. Otros dos motores montados conjuntamente mueven el pico de la oreja hacia arriba utilizando una guía lineal dentada y un piñón para hacerlo.

Se puede leer el "paper" completo en este PDF, y el siguiente vídeo lo muestra en acción así como algunos de los experimentos llevados a cabo para ver si los participantes eran capaces de determinar la emoción expresada solo a partir del movimiento de la oreja:

[youtube:uGnGSEcgi4E]

Es una frikada de tomo y lomo y parece casi de broma, pero en realidad es un primer paso para algo mucho más interesante: el uso de la tecnología para ayudar a expresar emociones a gente que no puede hacerlo