Conviértete en un desarrollador con trabajo en menos de un año (no sin esfuerzo)

28/09/2018
Artículo original

¿Alguna vez te has planteado la posibilidad de convertirte en un desarrollador de software? ¿Estás buscando alguna forma de reorientar tu carrera profesional? En este artículo te propondré algunas ideas para que puedas empezar en el desarrollo de software y algunos consejos para que encuentres tu primer empleo en el sector en menos de un año.

¿Por qué dedicarte al desarrollo de software?

Si estás barajando la idea de formarte en el desarrollo de software, pero no estás seguro de si es una buena idea, aquí van unos cuantos datos para que saques tus propias conclusiones:

  1. Hay muchísima demanda de desarrolladores en este momento. En España solo este año 2018 se estima que hay al menos 10.000 puestos de trabajo de programación que no se cubren por falta de personal cualificado, siendo este número de unos 900.000 en toda la Unión Europea. Según el informe publicado por Infojobs sobre las ofertas difundidas en su portal de empleo, por ejemplo, el año pasado se publicaron 9.822 ofertas de empleo de desarrollador Web (Front o Back End), siendo el número de candidatos medio que se postularon a cada oferta de tan solo 6. En el caso de desarrolladores móviles se publicaron 6.253 ofertas con una media de inscritos de tan solo 5. El número de puestos de trabajo que requieren habilidades tecnológicas aumentará en 16 millones para el año 2020, según datos de la Unión Europea recogidos en el Informe IMMUNE sobre el estado del Coding en el mercado laboral actual y futuro. Además, esta demanda de profesionales cualificados en el sector TIC crece un 3% cada año. Una demanda que no se cubre con el número actual de profesionales ni de recién graduados que salen de las universidades españolas.

  2. Las tareas pueden ser muy variadas e interesantes. Como desarrollador puedes dedicarte a trabajar en una amplísima gama de proyectos que van desde el desarrollo de aplicaciones empresariales a aplicaciones móviles, programación de autómatas, vídeo-juegos o inteligencia artificial.

  3. El trabajo puede ser muy flexible. Dado que la mayor parte del tiempo se dedica a leer y escribir código, todo lo que necesitas es un ordenador. Esto conlleva el hecho de que se puede trabajar desde cualquier sitio, y a cualquier hora. Cada año crece el número de desarrolladores que teletrabajan e incluso he conocido alguno que se dedica a trabajar mientras viaja por el mundo.

  4. Te tiene que gustar y generar curiosidad. Esta razón debe ser la más importante. El mercado laboral sufre el dilema vocacional porque las carreras más demandas son las menos elegidas por los estudiantes después del primer año, ya que el abandono es mayor en el área de ingeniería y especialmente en informática. Si no te gusta nunca serás bueno en ello, y si no eres bueno en ello no crecerás profesionalmente. Da igual que haya miles de ofertas laborales, que los sueldos estén por encima de la media y que puedas teletrabajar. Tienes que sentir curiosidad porque es una profesión que exige estar formándose constantemente y en muchas ocasiones tendrás que resolver problemas sin ayuda de nadie. Nadie dijo que convertirse en desarrollador iba a ser fácil.

¿Cómo convertirse en desarrollador?

Ser desarrollador exige tener muchas destrezas. Para mejorar cualquier destreza hay básicamente dos cosas que son determinantes: practicar eficientemente y tener la ayuda de un experto, a modo de tutor o de mentor.

En el desarrollo de software, la mejor forma de aprender a programar es programando, con el apoyo de un desarrollador sénior que te guíe en los momentos de mayor dificultad. Maximizando estos dos factores podrás convertirte en un gran desarrollador. Si quieres empezar rápido y ponerte manos a la obra, hay varias cosas que puedes intentar hacer desde ya para dar comienzo a tu carrera de desarrollador de software:

Consigue un mentor

Esto es lo ideal: empezar a aprender a programar y tener detrás a un desarrollador experto ejerciendo de mentor y tutor. Puede ser un amigo, un familiar, o un desarrollador que conoces y quiere echarte una mano (rara avis porque siempre están ocupados). Tener alguien a quien recurrir cuando llegas a un callejón sin salida es muy útil. Además, tener a alguien que va midiendo tus progresos y con quien adquirir un compromiso personal de dedicarle tiempo y esfuerzo a tus estudios te puede ayudar a ser constante y no perder el ritmo.

Todo esto suena genial. En teoría, claro. Conseguir un mentor es realmente complicado. No todo el mundo conoce a alguien que trabaja como desarrollador y también supone mucho trabajo para el mentor. Y si conoces a un desarrollador, sabrás que siempre están ocupados e igual se niegan a ejercer de tutor, y eso es una decisión comprensible que tienes que acatar y respetar.

Encuentra un puesto de trabajo en una empresa de desarrollo

Esto quizás suene a hacer trampas, ya que lo normal es ser capaz de desarrollar algo antes de obtener un trabajo. No es lo que parece. Las empresas de software necesitan perfiles de todo tipo: administrativos, comerciales, técnicos de marketing, diseñadores, etc... Lo bueno de poder conseguir un puesto de trabajo en una empresa de software es que puede suponer un empujón en una fase temprana de tu formación, de repente se te abre el cielo de par en par ya que tendrás un sueldo (aunque sea modesto, incluso de becario o en prácticas) y puedes optar a formarte en temas de programación mientras trabajas cerca de desarrolladores seniors. ¿Qué más se puede pedir? Puedes pedir formación a la empresa y con el tiempo alguno de tus compañeros puede ejercer de tutor.

Trabajar en una empresa de desarrollo también te pondrá en contacto directo con la realidad del negocio, y con la cultura del trabajo de los programadores de software, que es algo que no se aprende simplemente estudiando un oficio. Esta faceta es importantísima, ya que no tiene sentido invertir recursos en un software que nadie quiere, y tratar con el cliente o el usuario final es una destreza "blanda" que lleva su tiempo adquirir.

Hay que tener un plan

No es fácil conseguir un mentor, ni tampoco un empleo en una empresa de software y reciclarse internamente. Estos consejos solo son factibles para una minoría. Dado que no todo el mundo se puede permitir lo anterior, vamos a idear un plan para poder aprender a programar y poder optar a un puesto de trabajo como desarrollador. Deberá ser un plan realista y asequible para una gran mayoría.

Busca el puesto que te encaje y que te guste

Para poder crear un plan necesitas tener claro cuál es tu objetivo. En este artículo nos hemos creado el objetivo de aprender a programar en un tiempo razonablemente corto (11-12 meses) para poder optar a un puesto de trabajo como desarrollador. Cuanto antes consigas meter la cabeza como programador en una empresa, mejor, ya que una vez que te contratan tu ritmo de aprendizaje se incrementará de manera exponencial puesto que estarás programando cosas todos los días y contarás con el apoyo de tus compañeros más experimentados.

Como decíamos en la introducción, hay muchos campos en la industria del software, desde el BigData hasta la Inteligencia Artificial o el desarrollo de vídeo-juegos... Pero si queremos tener un plan factible de inicio y dentro de un plazo razonablemente corto, lo mejor hoy en día quizás es empezar por el desarrollo web, con la idea de seguir progresando hasta convertirse en un desarrollador full-stack. Si tu idea pasa por llegar a programar otras cosas no pasa nada, empezar en programación web no quiere decir que tengas que dedicarte a ello toda la vida. Aprenderás muchísimas cosas que luego podrás transferir y aplicar en el campo que finalmente elijas.

Como lo que buscamos es aprender a programar y poder estar en el mercado en un tiempo razonablemente corto, cuando buscamos en internet por ofertas de desarrollador web, en el momento de escribir esto, solo en el portal de InfoJobs encontramos casi 1.400 ofertas en España, y en el portal Indeed casi 2.200.

Si filtramos un poco más, y hacemos la búsqueda añadiendo "junior" (desarrollador web junior) todas las ofertas en general piden una serie de habilidades comunes mínimas:

  • Habilidades de maquetación Front-End: HTML, CSS y JavaScript, y bibliotecas jQuery, BootStrap o AJAX.
  • Conocimientos de técnicas Responsive y Adaptative para diferentes sistemas, navegadores y dispositivos
  • Conocimiento de algún framework de JavaScript, normalmente Angular o React.
  • Conocimientos de herramientas de control de versiones, principalmente Git
  • Dominio de algunas de las herramientas específicas para desarrollo Front-End como Webpack o Gulp.

Por lo general, esos son actualmente los requisitos para poder optar a un puesto de desarrollador web junior. Adicionalmente, muchas ofertas también piden conocimientos en PHP, conocimientos de bases de datos SQL, gestión de dominios y DNS, ECMAScript, dominio de algún CMS, con sus themes y desarrollo de plugins, y demás, pero generalmente son ofertas "ornitorrinco", que no tienen mucho sentido, ya que mezclan el Front con el Back, diseñadores web con programadores web, cosas de sistemas con desarrollo, etc...

La lista anterior es una base estupenda, si la dominas, para poder trabajar como desarrollador Web Front-End y poder más adelante "volar" y acaparar otro tipo de puestos (si es que el de Front-End se te queda corto, que no tiene por qué ser así ya que es muy completo).

Ya tenemos una idea de lo que tenemos que aprender, ¿y ahora qué? ¿cuál es el plan?

Crear un plan

A la hora de elaborar un plan para aprender los requisitos enunciados podemos intentar hacerlo online con recursos gratuitos. Es factible. Todos los recursos necesarios para aprender desarrollo web abundan por Internet. Incluso te puede llegar a abrumar.

Los grandes inconvenientes de hacerlo así son varios:

  • La información online está desestructurada y no suelen seguir una metodología pedagógica
  • Se necesita un alto grado de auto-motivación para aprender, sobre todo si partes de cero
  • Estás solo y es muy fácil quedarse atascado y desistir
  • Si partes de cero, es difícil delimitar cuánto se tiene que profundizar en cada materia y qué cosas son las importantes

Decíamos antes que un plan que no se puede llevar a cabo, no es un plan. Por ello, mi recomendación para cumplir nuestro objetivo de convertirnos en un desarrollador web en menos de un año pasa necesariamente por un curso online completo que cubra todos los bloques imprescindibles, estructurado, con método, que te empuje a avanzar y que te de apoyo en los momentos de frustración y duda.

Si estás convencido, tenemos lo que estás buscando.

Máster online Desarrollo Web Front-End

Te presentamos la 8ª edición de nuestro exitoso Máster Online especializado en Programación Web Front-End. En él encontrarás los mejores contenidos en español y los mejores tutores para que, en solo 11 meses, estés en condiciones de ejercer profesionalmente. En serio, pero tienes que trabajar mucho.

Este programa MASTER de campusMVP está diseñado para que puedas estar en condiciones de trabajar profesionalmente en programación web Front-End en 11 meses con una dedicación estimada de entre 7 y 9 horas a la semana (entre 300 y 360 horas de dedicación total estimada). Viene avalado por la reconocida calidad de campusMVP y las 7 exitosas ediciones anteriores. Y siempre lo estamos mejorando con los últimos conceptos y contenidos.

Durante todo el proceso, para resolver todas tus dudas, tendrás contacto directo con nuestros tutores expertos, que son los mismos conocidos profesionales que han creado los contenidos del Máster y que resolverán todas tus dudas.

Además de nuestras tutorías convencionales (contacto directo, respuesta en menos de 1 día laborable), en esta edición del Máster, si el tutor lo considera oportuno, tendrás la oportunidad de recibir tutorías “uno a uno” en directo, con audio, vídeo y la posibilidad de compartir la pantalla. De este modo si se te atraganta algo, el tutor estará más presente que nunca para ayudarte aún mejor.

Los contenidos de este máster cubren los requisitos necesarios indicados anteriormente para encontrar un puesto de trabajo:

  • HTML y CSS para desarrolladores
  • Responsive Web Design
  • Programación con JavaScript
  • jQuery
  • ECMAScript
  • APIS avanzadas de HTML5
  • Control de código fuente con Git
  • Angular
  • Herramientas de desarrollo Front-End

En todos estos bloques se parte de cero para llegar a un nivel profesional de conocimientos y experiencia práctica.

Te advertimos de que hay que trabajar duro, pero con lo aprendido podrás abordar con garantías puestos de trabajo relacionados con esta materia, y sabrás más de estas temáticas que la mayor parte de los programadores que encuentras por ahí en las empresas. En lugar de centrarse tan solo en la última biblioteca de moda, terminas dominando todos los conceptos para poder crecer por tu cuenta a medida que la tecnología cambie en unos años.

Si quieres más información consulta la ficha completa de este curso o ponte directamente en contacto con nosotros.